Pintor en Malaga

Pintor en Malaga
Pintura en pisos, estucos, alisados,...

Teléfono

639 70 70 09
contacto por whatsapp

Ahorro a través de la pintura

 

Seguramente cuando pensamos en ahorrar en casa, nos sale el pensar en luz, gas, comida o Internet. Obviamente son aspectos muy importantes pero también se puede ahorrar a través de la pintura.

Puede parecer algo increíble, pero es una realidad hoy en día. Pese a que muchas creen que la pintura es un mero aspecto decorativo en una vivienda, este material va mucho más allá que eso y hasta nos permite ahorrar.

 

Aditivos termorreflectantes

Son unos productos que se desarrollaron para la protección térmica en los programas espaciales de Estados Unidos, lugar donde se patentaron.

Están formados por microesferas de material cerámico que llevan, en su interior, un gas inerte de baja conductividad. Al tener esta forma y composición son altamente aislantes y refractarios ante la radiación térmica. Esto permite que reduzcan, en un 20%, la transferencia de calor por radiación.

Todo esto conlleva un ahorro en climatización y confort. Se puede utilizar bien para evitar el calentamiento excesivo o bien para evitar pérdida de calor. Esto hace que necesitemos usar menos los sistemas de climatización del hogar y, por tanto, reduzcamos el consumo del aire acondicionado

 

Pintura térmica

Este tipo de pintura desacelera el movimiento del calor de un aislamiento a otro. Se supone que cuanto más grueso es un material aislante, más ralentiza el paso de calor a través de él mismo.

La pintura térmica consigue esto y hace que tu calefacción no tenga que trabajar tanto por lo que la estimación de consumo de la misma bajará.

Este tipo de pintura tiene más ventajas:

  • Antihumedad y antimoho
  • Aplicable a cualquier superficie
  • Es ecológica

 

Ahorrar a través del color de la pintura

Nuestro planeta se calienta a través de la radiación solar. Esta radiación está compuesta por diferentes longitudes de onda (colores).

Cuando la luz incide sobre una superficie cada color es reflejado o absorbido dependiendo de la superficie. Una superficie blanca va a reflejar todo color y una negra los absorbe todos.

Así pues, si quiero enfriar algo, utilizaré color blanco (como en los tejados y fachadas de lugares cálidos) y si quiero enfriar algo, utilizo pintura negra.